INQUIETUDES

26 marzo 2010

Bajo este título, a principios de este mes, publicaba en el diario Abc un artículo el teniente general del Ejército de Tierra Agustín Muñoz-Grandes Galilea, donde mostraba su inquietud «al sucederse hechos que, apoyados en disposiciones legales que parecen …

Leer el resto de esta entrada »


LEÓN GARZÓN RUIPÉREZ

12 enero 2010

Es un hombre «de izquierdas, evidentemente», así se confiesa él mismo; catedrático emérito de Energía Nuclear de la Universidad de Oviedo que en unas recientes declaraciones al periódico de Oviedo La Nueva España, que un día fue propiedad de Falange Española, acaba de decir, con gesto grandilocuente y enorme pedantería, que en el año 1935, cuando solo contaba 7 años, dio un mitin diciendo que la verdadera enseñanza no era la de los colegios religiosos. Este extraño personaje que se confiesa ateo, sin que nadie le preguntara por sus creencias religiosas, ha dicho también que está muy de acuerdo con las normas dictadas por el Gobierno de Zapatero de retirar los crucifijos de las escuelas, a imagen y semejanza de lo que hizo la Segunda República. Asimismo ha declarado que fue muy amigo de Gustavo Bueno, a quien ya conocía cuando ambos impartían clases en Salamanca, pero que lamenta haya desaparecido esa amistad porque «creo que él ha cambiado de pensamiento». Es decir, este extraño personaje nos quiere dar a entender que es un intransigente al no querer conservar la amistad con personas que no piensan como él. Pero donde más lejos llega su barbaridad y desvarío es cuando cuenta que siendo concejal en Oviedo se opuso a que se iluminara el Sagrado Corazón que desde cualquier lugar de la capital se puede ver en lo alto del monte Naranco. Como tesis para defender su posición, dijo que el fusilamiento en 1936, por parte de los milicianos, del Sagrado Corazón de Jesús en el Cerro de los Ángeles, no había sido una extravagancia sino que había que interpretarlo como la respuesta a una situación que había venido operando desde hacía mucho tiempo: «el dominio de la Iglesia Católica en España». O sea, este chocante individuo estaba justificando los crímenes, todos los crímenes, cometidos durante la guerra civil. Y todo dicho sin la más mínima vergüenza.

JOSÉ Mª GARCÍA DE TUÑÓN

EL RISCO DE LA NAVA GACETA SEMANAL DE LA HERMANDAD DEL VALLE DE LOS CAÍDOS

Nº 494 – 11 de enero de 2010