Artículos de Miguel Rivilla.

Merece la Pena

Pasar por la vida haciendo el bien, merece la pena
Devolver bien por mal .merece la pena

Desgastar la vida por los demás merece la pena
Ser rico y crear puestos de trabajo merece la pena
No ser rico y compartir lo que se tiene merece la pena
Mirar por la familia sin perjudicar a nadie merece la pena
Despertar cada mañana dando gracias a Dios merece la pena
Hacer el bien y no mirar a quien merece la pena
Recibir un pisotón y sonreír al distraído merece la pena
Perseverar en la oración sin ver el resultado merece la pena
Luchar por una sociedad más humana y cristiana merece la pena
Buscar la felicidad de los que te rodean merece la pena
Ostentar un cargo público y servir al pueblo merece la pena
Ser famoso y mostrarse sencillo y asequible merece la pena
Estar enfermo o impedido y no desesperarse merece la pena
Ser honrado, integro y coherente merece la pena
Cumplir con tu deber aunque nadie te vea merece la pena
Trabajar sin chapuzas ni engaños merece la pena
Esperar contra toda esperanza merece la pena
Volver a empezar la buena obra emprendida merece la pena
Confiar en Dios sobre todas las cosas merece la pena
La lista está abierta. Tú podrías completarla, merece la pena.

PÍLDORAS PARA LA ORACIÓN (I )
-La oración es la fuerza del hombre y la debilidad de Dios

-“Pedid y recibiréis para que vuestro gozo sea colmado”(Jn 16,24)

-“Velad y orad para no caer en tentación; el espíritu está pronto, pero la carne es flaca” (Mt.26,41)

-“Si me pidiéreis algo en mi nombre, Yo la haré”(Jn 14, 14)

-“Jesús subió a la montaña para orar y pasó la noche orando a Dios”(Lc 6,12)

-Así como el cuerpo vive con alimentos materiales, el alma debe alimentarse con las divinas enseñanzas

-“En verdad os digo: Si dos o más conviniereis sobre la tierra en pedir cualquier cosa , os lo otorgará mi Padre

que está en el cielo”(Mt 8, 19)

-“El Señor está cerca, cerca de los que le invocan con sincero corazón”(Salmo)

-Para aprender a orar, ponte en la presencia de Dios y háblale de tus cosas, necesidades, tentaciones, y preocupaciones.

Pídele gracias para ser cada día mejor.

-No seas ingrato por tantos dones recibidos. Da gracias a Dios “porque es bueno, porque es eterna su misericordia”

-“La oración es el canal por donde vienen todas las gracias al alma”(S.José de Calasanz)

MAS PÍLDORAS SOBRE LA ORACIÓN (II)
El alma que deja la oración, es como si ella misma se arrojase al infierno,
sin necesidad de demonios”. Santa Teresa

“El que persevera en la oración, por más pecados que le oponga el demonio,
está seguro de que, al fin, el Señor le conducirá al puerto de salvación”.
Santa Teresa

“Quien deja la oración, en poco tiempo llega a ser bestia o demonio”. Santa
Teresa

“Nunca habrá mucha perfección sin oración”. San Luis Gonzaga

“Quien no frecuenta la oración se priva de aquel lazo que une estrechamente
el alma con Dios”. Santa Catalina de Bolonia

“Cada mañana encomendad a Dios las ocupaciones del día”. San Juan Bosco

“Quien ora se ocupa en la cosa más importante”. San Juan Bosco

“La oración es el primer alimento del espíritu, como el pan es el alimento
para el cuerpo”. San Juan Bosco

“Jamás se te caiga de la mano un libro sagrado, haced oración a menudo”. San
Jerónimo

“Si quieres vivir cristianamente con facilidad, haz mucha oración y lo
conseguirás”. San Agustín

MÁS PÍLDORAS SOBRE LA ORACIÓN(III)

“Una flor sobre su tumba se marchita; una lágrima sobre su recuerdo se
evapora. Una oración por su alma, la recibe Dios”. San Agustín

“El mejor consuelo es el que viene de la oración”. San Pío de Pietrelcina

“Reza y confía; no te agites. La agitación no conduce a nada. Dios es
misericordioso y escuchará tus oraciones”. San Pío de Pietrelcina

“La oración es la mejor arma que tenemos; es la llave que abre el corazón de
Dios”. San Pío de Pietrelcina

“Quien reza mucho se salva seguro; quien no reza nunca se condena seguro”.
San Pío de Pietrelcina

“No hay en la vida del hombre tesoro comparable a la oración”. San Efrén de
Siria

“La acción nada vale sin la oración: la oración se avalora con el
sacrificio”. San Josemaría Escrivá de Balaguer

“Nunca eres tan grande, como cuando te arrodillas delante de Dios”. Anónimo

“El valor de una técnica se mide por sus resultados. Cualquier técnica para
orar es buena cuando pone al hombre en contacto con Dios”. Dr. Alexis
Carrell (1873-1844), cirujano y premio Nobel de medicina.

Miguel Rivilla San Martín.-

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: