HISTORIA: LA REPÚBLICA AÑORADA.

Desde años ha, el presidente Rodríguez se muestra más patriota que nadie y no se le cae de la boca la palabra “España”. Pero las masas izquierdistas siguen sin sacar a la calle o en sus congresos la bandera bicolor. Sólo exhiben –desde siempre– la enseña tricolor republicana. Añoran “la libertad” que se respiraba durante la II República, especialmente tras el triunfo del Frente Popular…

Desde años ha, el presidente Rodríguez se muestra más patriota que nadie y no se le cae de la boca la palabra “España”. Pero las masas izquierdistas siguen sin sacar a la calle o en sus congresos la bandera bicolor. Sólo exhiben –desde siempre– la enseña tricolor republicana. Añoran “la libertad” que se respiraba durante la II República, especialmente tras el triunfo del Frente Popular.

Según los historiadores izquierdistas, siempre embusteros –Tuñón de Lara, Pierre Vilar y todos sus discípulos– el caos de los meses siguientes al triunfo electoral de las izquierdas, en febrero de 1936, fue provocado deliberadamente por “los fascistas”, para propiciar y justificar el golpe militar de julio de 1936. Pero, en tal caso, ¿cómo explicar que esos mismos “fascistas” exigieran al gobierno frentepopulista el cumplimiento de su más elemental deber de garantizar el orden público, a lo cual se opuso el gobierno izquierdista?
Las incoherencias culminan cuando quienes así piensan se ven obligados a llamar “republicano” a no de los dos bandos de la guerra civil, disimulando el hecho cierto de que las fuerzas principales de tal bando consistían en:

A) Anarquistas, autores de tres sangrientas insurrecciones contra la República.

B) Socialistas, promotores de una rebelión armada contra la República, mucho más sangrienta, en octubre de 1934 (el práctico comienzo de la guerra civil).

C) Nacionalistas catalanes (ERC), participantes en el golpe de Estado violento de 1934. D) Comunistas, que aparte de haber participado en la mencionada insurrección armada, eran los orgullosos y ciegos agentes de Stalin, el mayor genocida de la Historia Universal.
Y con manifiesta deshonestidad intelectual, a esos partidos que tanto y tanto hicieron por destruir la infeliz República (y la convivencia civil entre españoles), se les llama estúpidamente “defensores de la libertad”.

Se comprende perfectamente que los únicos protectores exteriores de tales “republicanos” fueran regímenes como la tiranía estalinista o la corrupta pseudodemocracia mejicana. Y que las democracias verdaderas se mantuvieran al margen, motejadas de “traidoras” por los izquierdistas.

Estas cosas influyen en el presente y condicionan el futuro: ahora estamos pagando los errores de la Constitución de 1975, viciada y corrompida por todos, con el fallecido espíritu de concordia de la Transición.

Casi todos los intelectuales a la violeta, de izquierdas y nacionalistas balcanizantes (con el silencio culposo y cómplice de la derecha acomplejada) muestran descontento y añoran aquella convulsa e infausta   República, la pintan de color rosa, desafiando los hechos, la lógica y el sentido común. Y negociando con el terrorismo.

La paz, la convivencia y la democracia han muerto, en manos de once millones de cretinos que han puesto por dos veces a un canalla ignorante en la presidencia del gobierno.
Estamos otra vez en la República añorada.
–El Coyote Enmascarado–

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: