HISTORIA: PSOE Y DEMOCRACIA (I)

Cuando el PSOE se lanzó por los senderos de la guerra civil, entre 1933 y 1934, hubo en el Partido una resistencia lúcida, encabezada por Julián Besteiro y otros líderes de la UGT, como Saborit o Trifón Gómez. Todos ellos se opusieron a Francisco Largo Caballero y a Indalecio Prieto…

Cuando el PSOE se lanzó por los senderos de la guerra civil, entre 1933 y 1934, hubo en el Partido una resistencia lúcida, encabezada por Julián Besteiro y otros líderes de la UGT, como Saborit o Trifón Gómez. Todos ellos se opusieron a Francisco Largo Caballero y a Indalecio Prieto, que impulsaban al PSOE hacia la catástrofe. Y a toda España. Durante el verano-otoño de 1933, Besteiro anunció <> que se extendía por el Partido Socialista, advirtiendo que serían las masas quienes cosecharían <>. Dejó en claro que en España no existía <>, que las derechas eran, en su gran mayoría, <>. También Besteiro dejó escrito que el <> había sido enarbolado por los <> para justificar su decisión de <>, decisión belicista expuesta así, literalmente, aunque ocultada o disimulada durante largo tiempo por los psudohistoriadores de izquierda y, actualmente, por los autores del monstruoso engendro de la vil ley de memoria histórica. Los primeros en no creer en el supuesto peligro fascista contra la clase obrera eran quienes lo esgrimían, pues lo que realmente pretendían era meter el pánico en el cuerpo a las burguesías y a las derechas, a fin de paralizarlas y expulsarlas de la vida política, estrategia idéntica a la actual, encabezada por Zapatero, aunque en 1933-34 las izquierdas crearon un ambiente de belicismo revolucionario. Besteiro, discutiendo con Prieto, le anunció: <>, y total para nada porque luego vendría <>. Y seguía diciendo Besteiro: <>, protagonistas de la más horrenda demagogia, del juego sucio y de la violencia. A propósito. ¿qué sucede cuando el Presidente del Gobierno es un bolchevique que quiere perpetuarse a costa de sembrar el odio en toda la sociedad? El resultado de entonces, en 1934, fue el primer episodio de la guerra civil, en Asturias, organizado por el PSOE de Largo Caballero, en alianza con los nacionalistas catalanes y con cierta connivencia, al menos, del PNV. La guerra civil se reanudó en julio de 1936, cuando las izquierdas, abusando del poder, empujaron a las derechas y al país entero a la situación irreversible que todos conocemos, aunque sólo por las versiones trapaceras de los pseudohistoriadores de izquierdas, encabezados por Tuñón de Lara. También hoy encontramos a todo el PSOE, sin discrepancias con su canallesco líder, aliado de los nacionalistas separatistas, amigos de los criminales Castro y del Gorilón Rojo de Venezuela. El PSOE no soltará nunca el poder, a menos que así lo decidan las urnas. Comprarán más votos en Andalucía y en Extremadura. Buscarán desesperadamente la balcanización de España, al grito de <<¡República Federal!>>…dicen que <>, socavando la libertad, la democracia y la convivencia (sobre todo la convivencia). La situación política actual es tan grave como la de 1934, aunque sin los asesinatos partidistas de entonces. Lo peor es que ahora no se ven discrepancias en el seno del PSOE ni hay ningún socialista como Julián Besteiro. Y si hay algunos, han dimitido o se han jubilado, como Rodríguez Ibarra. Esto está muy mal, y cada día, peor. Quizás porque cada día que amanece, el número de tontos crece. — El Coyote Enmascarado —

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: