Son los mismos

 

Estos que pedían libertad de expresión para todos, democracia para todos e igualdad para todos a la hora de poder hacer llegar al pueblo las ideas y las diferentes propuestas. Estos que todo lo pedían y que no paraban de protestar, cuando han llegado al poder y se han instalado cómodamente en él, ya no recuerdan nada de aquello.

Ahora todo son prohibiciones. Todo lo que no sea “políticamente correcto” ha sido satanizado y, de este modo, entre dos partidos nacionales y tres o cuatro más nacionalistas y residuales se han repartido el pastel y todo lo demás ya les sobra.

Por eso se dedican a cambiar la Historia, como hacía el padrecito Stalin, que borraba de un plumazo aquello que no le gustaba cómo había sido y lo reescribía a su gusto. Esto les gusta mucho a los nuevos talibanes del siglo XXI, llevados por el odio, la revancha, la hipocresía y los peores sentimientos del ser humano.

Han satanizado el Alzamiento Nacional cívico-militar del 18 de julio, tanto en el “parlamiento” español como en el europeo, con el apoyo de la “derechona” tibia y cobarde, que ha vendido a sus padres y abuelos para congraciarse con la anti-España. Asfixian legalmente, políticamente, económicamente, muy “democráticamente” eso sí, a toda organización política, cultural o del tipo que sea que siga defendiendo las banderas y los ideales eternos, importándoles nada lo que diga la constitución que se sacaron de la manga y que no cumple nadie.

Ahora le ha tocado a la Abadía del Valle de los Caídos, a cuyos benedictinos no les llega ni un euro y están llenos de deudas que debía pagar Patrimonio Nacional. La idea es echarlos de allí para arrasarlo todo y poner un “museo de los horrores del franquismo”. Estos, que son los mismos que cometieron miles y miles de asesinatos en Europa cuando acabó la Segunda Guerra Mundial y “depuraron” a otros tantos cientos de miles. Estos marxistas de siempre que han asesinado, en el mayor holocausto de Historia, a más de 120 millones de personas, que se dice pronto. Estos socialistas y comunistas que ejercieron una represión alucinante después de cada una de sus victorias y que siempre se han dejado llevar por el odio, la venganza y la maldad (grandes cartas de presentación y de democracia).

Estos, que censuran los libros, quemándolos y multando y encarcelando a los editores en una inquisición “democrática” cínica y cobarde. Estos que han hecho desaparecer, por ejemplo el “Libro Negro del comunismo”, ahora inencontrable, donde se narraban todos sus “logros” y asesinatos millonarios.

Estos que quemaron todas la iglesias que pudieron, que asesinaron a 13 obispos y a 7000 religiosas y religiosos, y a más de cien mil personas, de las que se pueden dar nombres y apellidos (ahí está la investigación exhaustiva de Rafael Casas de la Vega “Masacre”, pueblo por pueblo, y de la que ya salió el primer volumen, o el Santuario de la Gran Promesa de Valladolid, donde están consignados todos los nombres de los asesinados). Estos, que cometieron la mayor persecución religiosa de la historia de la humanidad, que robaron todo el oro y la plata del Banco de España y todas las cajas del Monte de Piedad y de la totalidad de los bancos. Estos que destrozaron todo el Patrimonio Nacional que pillaron y que decían: ¡Muera España! ¡Viva Rusia! Y muchas barbaridades más irrepetibles. Hay que recordárselo siempre.

Estos, que son peores que los talibanes con sus actuaciones, estos son los que quieren hacer museos de los horrores. Para museo de los horrores que se miren al espejo o que lean la verdadera Historia de sus bajezas, canalladas, traiciones, hipocresías y mentiras, su arma preferida. Estos son los mismos de siempre, qué caray…

 

María del Pilar Amparo Pérez García (Pituca).-

Anuncios

4 Responses to Son los mismos

  1. Rafael dice:

    Totalmente de acuerdo con la señorita Pituca.

    Estos que en la época de nuestros padres salían a la calle con chaqueta de pana, se quejaban de la falta de libertad y pontificaban sobre derechos, pluralidad, democracia y demás zarandajas son los mismos que ahora te mandan a la policía porra en ristre ante la mínima desviación de lo políticamente correcto por muy pacífica y “constitucional” que sea tu protesta.

  2. Casandra dice:

    Hola Pituca:
    Claro que son los mismos y yo añadiría que no solo estan destrozando la identidad de España ahora, llevan siendo los mismos incluso desde la conquista de America, porque son los continuadores de aquellos que se inventaron la Leyenda Negra sobre el Imperio Español hasta que terminaron con él.
    Y desgraciadamente seguirán así, porque somos nosotros mismos, los que nos consideramos patriotas, los culpables de que estos campen por sus respetos, porque somos una pléyade de partidillos casi unipersonales,que si nos uniéramos, por lo menos daríamos una idea de fortaleza y seriedad, que de verdad podría enfrentarse a la antiespaña, porque está claro que todos ellos,izquierdonas y derechonas, lo que más temen es que hablemos en cualquier medio de comunicación para abrir los ojos a los españoles, por eso no nos dejan abrir el pico.
    Pero si fueramos como un solo hombre, además seríamos fuertes. Ahora, solo les estamos haciendo el juego, luchando cada uno por su lado (cuando no entre nosotros mismos) y demostrando que surte efecto el método que usan ,de infiltrar a alguien que malmete entre los militantes, porque en mi ya larga experiencia, siempre que alguno de nuestros partidos ha empezado a despuntar ó a crecer, alguien que luego desaparece, empieza a sembrar la cizaña entre los dirigentes y se vuelve a dividir, cortando de raíz ese crecimiento.
    Resumiendo, que si no nos unimos, no hay nada que hacer y podemos dar a España por perdida, porque si los unicos que parece importarnos, no somos capaces de empezar por nosotros mismos, dificilmente podremos hacer nada por unir una España que lleva rompiendose 33 años y se nos está escapando entre los dedos como arena. Y en breve, solo eso quedará de España, polvo.
    Y no podremos decir que no somos culpables.
    En un momento tan grave como el actual, no tenemos derecho a seguir todos queriendo ser Jose Antonio y, o nos dejamos de tonterías infantiles e inmaduras, o Dios y la Historia nos lo demandarán.

  3. Fèlix dice:

    Hola Pituca y demás partícipes.
    Yo procedo del otro lado de la trinchera, no de la Anti-España, como decís vosotros, sino de la España que despreciais, que no es lo mismo. Aunque coincido en alguna de vuestras críticas a la situación del presente, pero por motivos diferentes. En realidad todos pertenecemos al mismo territorio y llevamos 500 años unidos, primero por la corona confederada, luego en un mismo reino. No creo que haya que excluir a nadie porque, como en biologia, todas las alternativas son necesarias y, en nuestro caso, la dictadura de Franco acabó por cumplir su papel (si no, no habría durado, la hubiesen defenestrado durante la Guerra Fría).
    Una cosa si quisiera apuntaros, ya que tanto clamais contra los crímenes de los “rojos” durante la guerra, y es que si no hubiese habido el levantamiento de Sanjurjo y Mola, no se hubiese disuelto el orden público republicano y caído en manos de los revolucionarios quienes en a penas tres meses cometieron toda clase de tropelías (luego el control volvió a pasar a manos de la autoridad). Es decir, que los responsables de esos crímenes fueron quienes se levantaron contra el gobierno legalmente establecido (los culpables, obviamente, sólo sus autores), y los responsables y culpables de los crímenes del bando “nacional”, evidentemente también fueron ellos.
    Nada más, no tengo ánimo de ofender ni de provocar, pero creo que todos hemos de ser conscientes del pasado que nos condiciona y, al igual que muchos “rojos” hemos hecho autocrítica, vosotros, los del bando “nacional” también deberíais hacerla. En todo caso os diré que, en mi pueblo, el mejor contertulio que tengo en el café es un hombre que se define como falangista. Es inteligente y acepta, divertido, el intercambio de ideas. Si bien no nos ponemos de acuerdo en muchas cosas, al menos es hombre de honor y de palabra.

  4. ptcpg dice:

    Estimado compatriota del “otro lado de la trinchera”:

    Ante todo, nos ha congratulado mucho su buena educación al dirigirse a nuestra página, ya que, por desgracia, recibimos muchos mensajes de correligionarios suyos con una absoluta falta de educación y llenos de insultos y blasfemias. Es gratificante que, por lo menos, uno de los suyos, usted, nos escriba de forma cordial.

    Vamos a ir por partes. Cuando nos referimos a la “Anti-España”, lo hacemos apoyadas en hechos históricos incontrovertibles. En la zona “roja” (no es peyorativo, así se autodenominaban ellos: Ejército rojo, bandera roja, zona roja, radio roja… al modo de la revolución soviética) el decir: “Viva o Arriba España” costaba, la mayoría de las veces, la muerte, y no digamos nada gritar: “Viva Cristo Rey” o el tener un crucifijo, un rosario o una simple estampa en una casa. El grito institucionalizado en dicha zona, aunque le duela era: Viva Rusia, Muera España.

    En España, no se ha excluido a nadie que no se haya querido excluir él solito. Todos los que no tuvieron delitos de sangre, que fueron una gran mayoría, se integraron en el Régimen del 18 de Julio y vivieron, codo con codo, con el resto de los españoles. Le podría dar una larga lista que se excedería con mucho el espacio que tenemos, pero podría estar encabezada por Julián Marías, Antonio Buero Vallejo, etc, etc, etc… En la España de Franco, a la que usted llama “dictadura”, despectivamente, se consiguieron todos los mayores logros sociales de toda la Historia de España y eso en una Nación que estuvo aislada, durante muchos años, en la posguerra. El obrero pasó de la alpargata al seiscientos y sus hijos a estudiar en las Universidades Laborales y Nacionales, se creó la clase media que no existía en la República, España fue la 2ª potencia mundial en flota pesquera, la 9ª potencia industrial del mundo, se creó la Seguridad Social, las vacaciones pagadas, las pagas extraodinarias, puestos de trabajos fijos para toda la vida, pleno empleo… en fin, no me voy a seguir extendiendo. Además, en todo esto, colaboraron muchos que habían luchado en el bando rojo. No sé si sabe usted que muchos dirigents sindicales habían sido anarquistas y hasta socialistas, y fueron incorporados al Régimen por José Antonio Girón de Velasco y otros falangistas porque, sépalo usted bien, la doctrina social de Falange demostró ser mucho más avanzada que las demagogias socialistas.

    En cuanto a los crímenes de la guerra, solamente decirle que todos fueron execrables tanto los de un lado como los de otro. Pero no se deje usted llevar por las falsedades que cuentan unos historiadores vendidos. No sé si sabrá usted que el padre de la historiografía moderna (o marxista, si prefiere), Tuñón de Lara, al caer el muro de la vergüenza, se ha sabido que era un agente de la “muy democrática” KGB. Sus discípulos, Tusell, Blanco Escolá, Ian Gibson, Santos Juliá y el comunista masón inglés Paul Preston, siguen la forma estalinista y de propaganda soviética de contar la Historia. Otros discípulos, de estos anteriores, están continuando con esta misma tarea, de reescribir una Historia, totalmente tergiversada y manipulada por ellos. Le recomendaría que cambiase de lecturas y, si es usted una persona tan abierta como parece, podrá más fácilmente entrar en razón.
    De todas maneras, solamente decirle, que si hubiera existido un Paracuellos de los rojos lo tendríamos a todas horas en todos los medios de comunicación, y sería un centro de peregrinaje de nuestros demagogos y talibanes políticos, de obligada visita. Siento decirle, que han aparecido inmensas zanjas con miles de muertos provocadas por los marxistas, en el acuartelamiento de la brigada paracaidista de Alcalá de Henares y en Ciudad Real, pero que por orden expreso de nuestro actual gobierno no se pueden seguir excavando, al darse cuenta que eran asesinados por los milicianos rojos.

    Le agradecemos muchísimo que se haya puesto en contacto con nosotros con toda cordialidad y con afán de diálogo.

    Podría estar comentándole muchos temas que hoy en día están olvidados, manipulados y tergiversados, pero la historia es como fue, y no como nos la están contando ahora, con afán partidista y revanchista. No se puede ganar una guerra que se perdió hace 70 años.

    Por último, comentarle que, desgraciadamente, todos los que han vencido las guerras han ejercido cierta represión sobre los vencidos, es ley de vida y de Historia. Lo que no se puede hacer es falsificar las cifras y ocultar lo que se quiere. En Europa, por ejemplo, la represión de los aliados y, no digamos, de los comunistas, fue tan atroz que se tiene que prohibir por ley que se estudie o simplemente se nombre. Muy por encima, le puedo decir que, en Francia fueron represaliados más de 250.000 personas, en Italia más de 500.000 y en Alemania fueron asesinadas 2.000.000 de personas, la mayoría mujeres, ancianos y niños, violados, torturados y asesinados brutalmente. Igual sucedió en Bélgica, Holanda y otros países. Cuando se prohibe hacer estudios históricos, algo malo se oculta.

    Reiterándole nuestro agradecimiento y total cordialidad. Y, como usted bien dice, que todos tenemos que luchar por el bien de nuestra Patria, nos despedimos con un fuerte:

    ¡Arriba España!
    Pituca.-

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: